Click acá para ir directamente al contenido

Inauguran nueva sede de la Liga Chilena contra la Epilepsia en Curicó

  • Miercoles 6 de abril de 2022
  • 16:05 hrs

El nuevo local cuenta con una amplia farmacia abierta a todo público y espacios habilitado para la atención de personas con epilepsia.

Amplias y modernas instalaciones son las que recibirán a partir de este miércoles 6 de abril a los pacientes y clientes de la Liga Chilena contra la Epilepsia de Curicó. La nueva sede de la Liga, ubicada en Chacabuco 545, fue inaugurada este mediodía por el presidente de la institución, Dr. Alejandro de Marinis, ante la presencia de representantes de la comunidad local y del voluntariado.

El Dr. De Marinis agradeció a todos los que hicieron posible sacar adelante este proyecto en plena pandemia y destacó que con este tipo de obras “lo que queremos hacer es servir más y mejor a las personas con epilepsia, sus famillias y a toda la comunidad y la inauguración de esta nueva sede en Curicó es un gran orgullo para nuestra institución y sus funcionarios y voluntarias”.

El Presidente de la Liga agregó que “lo que hemos logrado acá demuestra lo que la comunidad es capaz de hacer cuando se organiza y no se queda esperando a que las cosas cambien”.

Modernas instalaciones

El inmueble se construyó a un costado de la antigua sede, siguiendo los altos estándares de infraestructura necesarios para una adecuada atención tanto en el área de farmacia, como en el de pacientes con epilepsia y sus familias.

El inmueble, ubicado a dos cuadras de la Plaza de Armas de la ciudad, cuenta con 270 mts. cuadrados construidos, entre los cuales se destaca un amplio sector destinado a la farmacia de la institución (abierta a todo público), como así también dependencias para la atención de pacientes con epilepsia y para actividades del voluntariado.

La Liga Chilena contra la Epilepsia es una institución sin fines de lucro fundada en 1953 y en la actualidad cuenta con 9 sedes en regiones y 7 en Santiago. Su misión se concentra en mejorar la calidad de vida de las personas con epilepsia, sus familias y cuidadores, a través del tratamiento médico y psicosocial, y también por medio de la educación, capacitación y rehabilitación.