Click acá para ir directamente al contenido

Enfermedades venosas complicarían la evolución en pacientes con Covid-19

  • Jueves 5 de noviembre de 2020
  • 12:44 hrs

El desarrollo de la pandemia ha permitido ir descubriendo nuevas formas de la enfermedad y patologías subyacentes que se agravan producto de este brote epidémico.

Transcurrido casi un año desde que comenzó la pandemia del coronavirus, ya hay varias cosas que se saben sobre esta enfermedad, entre ellas, que no solo provoca daño y compromiso respiratorio, sino que también puede afectar a otros sistemas como el neurológico, el renal y el cardiovascular en especial el denominado equilibrio homeostático entre factores trombóticos y hemorrágicos del organismo.

El cirujano vascular de Clínica MEDS, Javier Fernández, explica que “existen muchas publicaciones en relación con la aparición de trombosis -aparición de coágulos en los vasos sanguíneos- lo cual es habitual de ver en pacientes hospitalizados en camas críticas frente a un shock séptico o de cualquier origen. Sin embargo, hoy en día este fenómeno trombótico lo vemos también en cuadros incluso leves en su presentación clínica de coronavirus”.

Esto se debería a múltiples factores, indica el doctor Fernández, aunque frente al Covid-19 existe una masiva respuesta inmunitaria-inflamatoria, donde se libera masivamente citoquinas, las que interactúan con las proteínas que son factores de coagulación. Esto gatilla una cascada bioquímica que conducirá a la aparición de trombosis, las que se han triplicado con respecto a la época anterior a la pandemia.

Por otra parte, indica el especialista de Clínica MEDS, “el reposo en casa por cuarentenas prolongadas conduce a una estasis venosa o enlentecimiento del flujo sanguíneo que, además, contribuye a ser un factor de riesgo en la generación de enfermedad tromboembólica”.

Es por esto, dice el doctor Fernández, que el llamado es a hacerse una evaluación, y en caso de tener una enfermedad venosa, realizarse el tratamiento adecuado. “Es en este grupo de riesgo en que si se pesquisa la enfermedad venosa de las extremidades inferiores llamada Insuficiencia Venosa Crónica, como son las várices, eccemas venosos, úlceras venosas o antecedentes de tromboflebitis previa aumentará el riesgo de presentar una Trombosis Venosa y Embolia Pulmonar”, indica.

El cirujano vascular agregó que si una persona tiene o tuvo una enfermedad venosa y se la trató, y es diagnosticado con coronavirus debe avisarle a su médico tratante para que controle la posibilidad de trombos. “Es importante que cuando una persona que tiene o ha tenido enfermedad venosa es diagnosticada con coronavirus se le realice una ecografía Eco Doppler y verificar que las venas no tengan daños. Si no tienes enfermedad en tus venas, quiere decir que el riesgo de que el virus se pueda complicar con una enfermedad tromboembólica es muy escaso”, indica el especialista.